Seleccionar página
UNO ES LO QUE MUESTRA
La pregunta perfecta solo existe cuando te has desprendido de todas las respuestas posibles.

Sakuranbo

Tenía predilección por sus dientes, por aquella sonrisa brutal que se transformaba en las fauces salvajes y hambrientas del que lo ha perdido todo y cada día consumía lo que le quedaba de vida. A veces se sentía como un indefenso animal absolutamente perdido, sabiendo...

Reencuentro

¿Qué se cuenta en el silencio? Era posible un reencuentro inesperado, pero ninguna estaba preparada para ello. Allí estaban las dos dando vueltas al té rojo una y al café la otra. No se miraban, pero la incomodidad no se debía al silencio. El tintineo de las cucharas...

La agenda maldita de Sylvie

Las historias son posibles cuando dejamos de lado ciertos sentimientos que nos suelen desgarrar. Ajada y maltrecha, con las hojas garabateadas y dobladas, se mantenía firme y acumulando polvo desde hacía años. Dejó de escribir el día que todo se fue por el sumidero de...

La boina francesa de Meiko

La vida son trozos de miseria y calidez entre mezclados para que podamos soportar el paso del tiempo. Los charcos que en nuestra juventud eran motivos de sonrisas ahora no son más que obstáculos que impiden que lleguemos a nuestro destino medio segundo antes. Pocas...

Una puesta de sol desde el pozo

Cuando has estado tanto tiempo brillando, aunque ese brillo haya sido artificial y normalmente ajeno a ti, quizá porque eran los demás los que barnizaban tu piel de los halagos más infames posibles, sucumbes a la negrura de un pozo excesivamente profundo. De algunos...

Lentitud

La potencia de la imaginación es difícil de medir. Los fetiches y los deseos se adhieren a nuestras convicciones y actúan como parásitos que nos impiden ver la realidad tal y cómo es convirtiéndola en algo absolutamente maravilloso. En la cama y después de...

Larga distacia

Cuando recordó el último orgasmo, recordó también las últimas lágrimas. La carne viva de las heridas, los recuerdos acumulados, las cuerdas desperdiciadas y los momentos que pudieron haber hecho de aquello algo inolvidable. Sin embargo, en la lejanía, en el desprecio...

A vueltas con la bestia

Los seres humanos son extremadamente complejos en sus pensamientos más simples. Lo primario es abandonado porque está confrontado a la razón. Somos seres esencialmente sociales que necesitamos unas pautas y unos valores estables y reconocidos por todos y en donde nos...

Ordenando piezas

Nunca una joya tan valiosa estuvo tanto tiempo en el fango. Pero incluso allí brillaba la muy hija de puta. Se había pasado toda la vida esquivando lo inevitable, de manera envidiable y casi sin que se notase. En su cabeza resonaban todas las disputas y cuando se...

Recuerdos

No te percatas de las ruinas hasta que las manos dejan de percibir el roce, el olfato la miel convertida en piel o el gusto amargo de su elixir se convierte en una ensoñación lejana. No por ello las ruinas tienen que ser elementos destrozados por las vivencias ni...

Dentro del círculo

Dunbar explicaba que nuestra forma de relacionarnos viene limitada por la cantidad de tiempo que dediquemos y por el esfuerzo mental que asociemos al mismo. Es difícil entrar en un círculo, pero sumamente fácil salir de él. Los principios básicos giran en la longitud...

Restauradora de tiempo

De entre todas sus cosas siempre le atrajeron sus cuadernos, sus libretas, los papeles y legajos que iba amontonando en pilas y que dejaba sobre la mesa o en el suelo. Siempre deseó ver de primera mano cómo trabajaba su mente, como la tinta se expandía en el papel,...

El vino y la barra

Como todos los años por estas fechas los nervio se atenazaban en el estómago. Trescientos días al año conseguía desconectar de aquel momento de ruptura con la realidad y seguir con su vida cotidiana, la familia, el trabajo, los queaceres de una mujer adulta e...

Colgados

Eran tan normales que reían sin parar. Quizá era esa la cualidad más hermosa que tenían cuando se rozaban o se miraban. Sabían que no durarían mucho tiempo, pero no les importaba porque incluso en los silencios se mantenían unidos. Tanta imperfección era atractiva,...

Aguja y luz

Después de un par de horas con la cabeza cubierta y el cuerpo exhausto, la mente se había precipitado desbocada a un vertiginoso descenso hacia la luz. Los brazos exiguos caían hacia atrás mientras el cuello era sujetado por las manos que durante todo aquel tiempo le...

Bajo la escalera

Cuando los dedos se aferran a los barrotes o a la madera astillada, la carne se blanquea impulsada por la fuerza irrefrenable de una caída incontrolada que a menudo nos asusta. Casi siempre a mitad de camino e incluso antes, abandonamos, lo dejamos todo, damos la...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies