Seleccionar página

Añicos

Recomponerse nunca es fácil, requiere tiempo y a veces éste nos sumerge en un bucle absurdo en el que perseguimos respuestas que no tienen preguntas. Se acariciaba los tacones con los dedos, desafiando a los recuerdos mientras la piel rugosa y suave trasladaban los...

leer más

Calla

La tendencia natural a decirles a los demás lo que está bien o no es un mal endémico establecido en lo más profundo de nuestras relaciones. No hay distinciones entre hombres y mujeres en estos casos, por mucho que nos intenten convencer de ello. Nos inventamos...

leer más

Paseo en tren -III-

La vibración había terminado y el dolor había hecho sucumbir cualquier estado de ánimo del que la fiebre se había apoderado. Enajenada entre el vapor de la piel ardiendo, se dejó llevar en volandas y sin fuerzas tan solo arropada por la fuerza bruta convertida en...

leer más

Paseo en tren -II-

Desde abajo la vista era hermosa. Las contracciones le permitían vislumbrar las fibras de los músculos y el sudor, sacudido por la constante vibración, se iba acumulando en pequeñas gotas suspendidas de la piel. De vez en cuando, se levantaba y pasaba la botella fría...

leer más

Paseo en tren – I –

Los viajes siempre fueron regalos imposibles de ofrecer. Por unos motivos u otros terminaban en el rincón de los deseos y éstos, cuando no se cumplen, terminan enquistándose en lo más hondo de cualquier relación. Ella estaba contenta, no dejaba de sonreír, sin embargo...

leer más

Inmóviles

Los años se van solapando sin intentar aparentar nada más que los constantes altibajos que tiene una vida. Los pormenores resultaban ya irrelevantes y los recuerdos se habían convertido en los pétalos desgajados de las flores, aún suaves pero con un final difícil de...

leer más

Mujeres singulares

No hace falta conocer los gestos ni los susurros, ni las vibraciones que entonan los deseos para darse cuenta de cuán especial es un vínculo. Más allá de lo excepcional de aquella mirada, pozas vistas desde el aire brillantes y calmadas, en apariencia no guardaban...

leer más

Después de tanto tiempo.

El cielo que eran sus piernas, caminaba con la prisa de las primeras horas de la mañana. Absorta en la premura, cruzaba la calle envuelta en unos pantalones azul claro y una fina camisa blanca. Tras el cristal se la veía madura y resuelta, mucho más de lo que había...

leer más

Los sauces se inclinan en tu ausencia

Los lugares maravillosos están rodeados de calma, aunque en su núcleo hierva la misma vida. Los paseos en silencio siempre estaban rotos por el sonido de los pies arrastrados y la polvareda que se iba a depositando en las botas. No sabía cómo lo hacía, pero ella nunca...

leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies