Seleccionar página
El vino y la barra

El vino y la barra

Como todos los años por estas fechas los nervio se atenazaban en el estómago. Trescientos días al año conseguía desconectar de aquel momento de ruptura con la realidad y seguir con su vida cotidiana, la familia, el trabajo, los queaceres de una mujer adulta e...
Colgados

Colgados

Eran tan normales que reían sin parar. Quizá era esa la cualidad más hermosa que tenían cuando se rozaban o se miraban. Sabían que no durarían mucho tiempo, pero no les importaba porque incluso en los silencios se mantenían unidos. Tanta imperfección era atractiva,...
Aguja y luz

Aguja y luz

Después de un par de horas con la cabeza cubierta y el cuerpo exhausto, la mente se había precipitado desbocada a un vertiginoso descenso hacia la luz. Los brazos exiguos caían hacia atrás mientras el cuello era sujetado por las manos que durante todo aquel tiempo le...
Bajo la escalera

Bajo la escalera

Cuando los dedos se aferran a los barrotes o a la madera astillada, la carne se blanquea impulsada por la fuerza irrefrenable de una caída incontrolada que a menudo nos asusta. Casi siempre a mitad de camino e incluso antes, abandonamos, lo dejamos todo, damos la...
Púrpura y cáñamo

Púrpura y cáñamo

Cada vez que tensaba y luego comprobaba que los dedos pasaban con seguridad entre la piel y la cuerda, sentía un latigazo que le atravesaba el costado y reposaba en su coño. Hacía ya mucho tiempo que se abandonaba a esa suerte enfermiza de no saber lo que iba a...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies