Seleccionar página

Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start writing!

Una larga y calurosa noche.

Los ojos verdes se apagaban mientras el rojo de sus uñas volvía a resplandecer ahora que había soltado las sábanas y el aire entraba como un torrente de nuevo en sus pulmones. Los fogonazos iban y venían, recomponiéndose en escenas inconexas que hasta hacía unos...

El cuenco de leche

Pocas cosas más placenteras que el sonido de la puerta cerrarse detrás de ella. Pocas cosas. Entró en la habitación y se paró frente al espejo. Se miró, quizá como él a veces miraba cuando se colocaba detrás y pegaba su cuerpo al suyo, cuando deslizaba las manos...

El vuelo -II-

Todas las mujeres hermosas se sienten especiales sin darse cuenta de que lo que les hace especiales no es su hermosura sino su singularidad. El caramelo de naranja potenciaba el sabor ahumado de la madera del bourbon y golpeaba ligeramente sus dientes. A su derecha se...

Y entonces, los sentimientos.

Garabateaba en la servilleta, quizá por despecho aunque probablemente fuese por desesperación. La tinta se iba mezclando con las lágrimas e intentaban dar sentido a las letras, a los sentimientos que intentaba hilvanar y que en algún momento de los días pasados, se...

Los buenos días de Meiko

Le gustaba despertarse entre lo armónico de sus susurros y el roce de la piel sobre la espalda. Notó los pezones duros bajo la ropa y sonrió. Cuando se giró, allí estaba, hermosa como siempre, sonriente y complaciente. Sylvie se apartó y señaló hacia los pies de la...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies